Elige las ollas más adecuadas para cada plato

//Elige las ollas más adecuadas para cada plato
Compartelo con tus amigos!!!!

Qué importante es saber escoger las ollas adecuadas

La gastronomía es un arte que requiere paciencia, rigor y buena mano. Conseguir que los platos queden en su punto es muchas veces misión imposible, por este motivo os recomendamos las mejores ollas para cada tipo de plato, y es que, no es lo mismo cocer, rehogar, saltear o preparar deliciosos platos al vapor. Existen muchos tipos de ollas, desde aluminio, barro, cobre o hierro, y todas ellas con una función y finalidad diferente. Así que olvídate de pasar horas y horas en la cocina para conseguir sacarle el máximo partido a tus platos.

En primer lugar las ya tradicionales ollas de hierro, son las que permanecen colgadas en las cocinas de nuestras madres y abuelas, y cuentan con numerosas ventajas. El hierro es un excelente conductor del calor y lo reparte aunque lenta, uniformemente, además, si las cuidamos bien no suele pegarse la comida. El problema de estas es que necesitan mucho tiempo para calentarse y se oxidan con facilidad. Las podemos utilizar en cocinas y exteriores con fuego directo de leña para freír y saltear, por ejemplo en recetas de guisos o carnes para estofados, la comida saldrá deliciosa. Os recomendamos que elaboréis con ellas jugosos platos como una carne caramelizada o pescados a la plancha.

Por su parte, las ollas de acero inoxidable resultan de gran eficacia y duración. Además son muy fáciles de limpiar, resistentes a los golpes y no se corroen. Es fundamental que al utilizarlas siempre removamos con utensilios de madera para evitar rayarlas. Con ellas, podemos elaborar platos de forma rápida, en movimiento, a la plancha o de base líquida para evitar que los alimentos se peguen. Dentro de estas existe una variedad llamada asadera que, además del acero inoxidable, cuenta con un revestimiento de acero pesado con esmalte de porcelana negro, y es utilizada para cocinar carnes y verduras al horno.

Otra variedad muy demandada por los grandes chefs son las ollas de cobre, ya que resultan muy vistosas. Como ventajas tienen que se calientan uniformemente y de manera muy rápida. La mayoría están revestidas de estaño, acero inoxidable o plata. Suponen un gran ahorro de energía y mantienen la temperatura interna por mucho tiempo. Las podemos utilizar para dar un sabor tradicional a nuestros platos, como el emblemático pulpo a la gallega.

Pero si lo que queremos es sorprender con un buen potaje, sopa o estofado no hay nada como unas ollas de barro o arcilla. Su uso se remonta a hace miles de años y todavía hoy permanecen en el  mercado. Estas aportan un sabor especial a los platos aunque son muy frágiles y pesadas. Es importante que hayan sido fabricadas para cocinar y no como decoración, debido a que estas últimas tienen una gran cantidad de esmalte.

Por otro lado, las ollas de aluminio tienen una buena conducción al calor y son muy comunes en todas las cocinas. El problema que presentan es que a altas temperaturas pueden desprender residuos. No es conveniente usarlas para alimentos ácidos.

Muy utilizada y eficaz son también las ollas de vapor u ollas a presión. Esta es mucho más rápida que las ollas comunes, además es muy segura y la cocción es más sana, al tener menos grasa y aceite. Están especialmente ideadas para cocer alimentos al vapor, así como guisos y estofados.

Además de estos tipos, existen otras ideadas para pescados, con una forma oval alargada y otras para verduras, que cuentan con mayor capacidad, al igual que las de carne, lo que  permite una cocción de cortes gruesos.

En definitiva, son muchas las variedades de ollas que podemos utilizar en función de cada receta, para conseguir que estas queden deliciosas y jugosas. Ya no hay excusas para ponernos el delantal y disfrutar creando grandes platos.

Comentarios de lectores
2017-03-08T17:33:33+00:00

About the autor:

Licenciado en Magisterio, optó primero por la enseñanza y luego pasó a la formación en empresas. Hace unos años se comenzó a interesar por las Redes Sociales.

“Como todos, me abrí una cuenta de Facebook”.

Desde entonces se ha ido convirtiendo en un verdadero experto del Marketing online.