Compartelo con tus amigos!!!!

Judías blancas con espinacas

Digamos que esto es una versión reducida del potaje o pote gallego o cualquiera de estas cosas. Quiero decir que esto es el Torpe y que tratamos de simplificar nuestra vida y este guiso de judías blancas con espinacas es una alternativa rápida y buena de plato de cuchara para el invierno. Muy fácil, muy rápida y de excelentes resultados.

Es decir, es una receta perfectamente apta para quedar estupendamente con muy poco esfuerzo. Realmente el guiso de judías blancas con espinacas tiene un truco, que es tener las judías blancas previamente cocinadas.

En mi casa y siendo como soy un desastre, trato de compensar mi falta de tiempo y de organización previa, disponiendo de muchas cosas preparadas, yo lo que nunca falta en mi despensa es un tarro de judías blancas, garbanzo o alubias previamente cocidas. Siempre los vamos a utilizar, en este caso para preparar un guiso de judías blancas con espinacas.

Ingredientes

Más o menos calculo para tres raciones generosas.

  • Medio kilo de judías blancas. Podéis usar las que venden ya cocidas en los supermercados.
  • Un manojo de espinacas frescas, tal y como te las venden atadas en los mercados.
  • Una cebolla grande.Tres o cuatro zanahorias.
  • Tres o cuatro ramas de apio blanco.
  • Doscientos cincuenta gramos de chorizo de sarta o chorizo para guisar. Si es picantito le dará mucho gusto y si es dulce será un guiso de judías blancas con espinacas apto para todos los públicos.
  • Laurel.
  • Dos pastillas de caldo de carne concentrado.
  • Medio vaso de vino blanco (Opcional)
  • Aceite, agua, sal y unos granos de pimienta negra.

Judías blancas con espinacas

 Preparación

La preparación de este guiso de judías blancas con espinacas no nos llevará más de 20 minutos, si descontamos el tiempo de cocción de las judías blancas.

  1. Ponemos en agua la noche anterior las judías blancas a las que previamente habremos lavado.
  2. Pasadas doce horas las ponemos a cocer en el agua en el que han estado en remojo, con las pastillas de caldo de carne y un par de hojas de laurel, removiendo de ver en cuando. No lo hagáis con cuchara, las removéis agitando la olla para que las judías no se rompan.
  3. Dejar cocer a fuego lento hasta que las judías estén cocidas en su punto. Blanditas sin que estén deshechas.
  4. Escurrimos las judías y reservamos el caldo de su cocción.
  5. Cortar la cebolla en brunoise, es decir en cuadraditos como toda la vida y ponerla a pochar en una olla ancha a la que habremos vertido aceite suficiente (Lo cual viene a ser el fondo de la olla).
  6. Pasado un minuto de tener la cebolla pochando, añadimos el puerro en troceado y la zanahoria igualmente cortada en rodajas, junto con unos granos de pimienta negra (Ocho o diez bastarán). Lo dejamos al fuego no muy fuerte, tres o cuatro minutos.
  7. Incorporamos las judías, el chorizo de sarta en rodajas y el vino, dándole unos buenos meneos a la olla para que todo se mezcle. Evitar todo lo posible remover con cuchara, y mucho menos si no es de madera para evitar que se rompan las judías.
  8. De inmediato cubrimos todo con el caldo de cocer las judías, y si vemos que queda escaso de caldo, añadimos agua hasta que quede todo cubierto. Ojo que en el siguiente paso, cuando incorporemos las espinacas, estas van a perder mucho líquido y no conviene que el guiso se os convierta en sopa. Quiero decir que no os excedáis echando agua.
  9. Dejamos que hierva y ponemos las espinacas cortadas (Evidentemente después de lavarlas para quitar restos de tierra y suciedad).
  10. En menos de un minuto las espinacas estarán cocinadas. Podéis rectificas de sal y servir.

¡¡¡BUEN PROVECHO!!! Disfrutar de nuestra receta de Judías blancas con espinacas

Comentarios de lectores
2017-03-08T17:34:01+00:00

About the Author:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.