Compartelo con tus amigos!!!!

Lentejas

Sin más…, lentejas. Que humildes pero que bien suena. Lentejas. Lentejas, una barra de pan recién hecho y un vaso de agua o de vino. Para que quieres más.

Me decía un amigo que colgase algo sano y bajo en calorías, sin salsas, sin historias, fácil. Al pensar que colgar siempre me pongo los zapatos de alguien que ha sido abandonado al cruel mundo de la independencia domestica y no sabe ni freírse un huevo frito.

Que mejor que las lentejas. Sanas, fáciles, ideales para casa, maravillosas recalentadas, perfectas para el tupper de la oficina…, cumplen todos los requisitos.

Además la gama de preparaciones es infinita. En este caso nos vamos a tirar a unas lentejas formato básico. Sin nada más que cosas sanas, sin grasas, sin jaleo para preparar. Esenciales. No vamos a poner embutido ni grasas animales; solamente verduras.

Es más, en muchas ocasiones solo pongo las lentejas y una pastilla de caldo. Si las lentejas son buenas van a saber bien.

Otra cosa. Hemos dicho que acabas de aterrizar al cruel mundo de la independencia casera. Tu madre ha decidido independizarse de ti. Tu ex te ha echado de casa. Has tenido que emigrar a otra ciudad o a otro país; y además te ha pegado una patada en el culo, tan fuerte que aun te duele. Han cerrado la puerta inmisericordemente a tu espalda. No te cogen el teléfono ni para preguntar cuál es el ciclo apropiado de lavado.

Estás al borde de la depresión…, pero ahí están las lentejas.

No hay problema, tus lentejas estarán en el plato esperándote amorosas y tiernas, con el olor del hogar y el calor de tu madre cuando tenías seis años. Te darán las fuerzas que sientes que te faltan y cuando termines la última cucharada, el último trozo de pan rebañando el caldo, sentirás que la vida te vuelve a sonreír.

Las lentejas son tu salvación.

Ingredientes

Para preparar Lentejas necesitaremos:

  • Un vaso y medio de lentejas. Hay varios tipos, todas están buenas. Procurar independientemente del tipo que sean de calidad porque ahí va a estar la diferencia.
  • Un par de patatas medianas, peladas y enteras
  • Tres o cuatro zanahorias medianas, cortadas en trozos
  • Un par de tomates pera, pelados y sin pepitas
  • Una cebolla pequeña entera sin piel
  • Un trozo de puerro de cómo diez centímetros limpio
  • Un par de dientes de ajo
  • Dos hojitas de laurel
  • Ocho o diez bolas de pimienta negra entera
  • Aceite y sal

Lentejas

Preparación

Bien fácil.

Paso a paso

Para preparar Lentejas:

  • Pasar en un recipiente con rejilla las lentejas por agua para limpiarlas y dejarlas en remojo. Cuanto más tiempo en remojo, más tiernas y menos cocción. Realmente si sois muy torpes como yo con una hora basta para meterlas en el cazo. Pero si las dejáis toda la noche mejor.
  • Las escurrís y las ponéis en una olla.
  • Y en este punto, echáis a la olla todas las hortalizas tal y como hemos detallado en “Ingredientes”, y lo cubrís todo con agua, que sobren un par de centímetros.
  • Lo ponéis a fuego vivo, y espumáis con una espumadera (Retirar la espuma que se crea en la superficie de un líquido que está cociendo).
  • Bajáis el fuego, que haga chup-chup pero sin cocer violentamente. Tapáis con la tapa de la olla y lo dejáis.
  • ¿Cuánto tiempo?, pues casi seguro que una hora, dependiendo de el tiempo que las hayáis tenido en remojo, de lo nuevas que estén las lentejas o de otros tres o cuatro factores más.
  • Ir comprobando regularmente hasta que las lentejas estén tiernas. Si falta agua vais reponiendo con agua tibia, a poquitos por favor, no echéis dos cubos de golpe.
  • Cuando estén tiernas, retiráis del fuego y quitáis de en medio la cebolla, el puerro y los ajos.
  • Solo queda servir en el plato.

Disfrutar de las lentejas. ¡¡¡BUEN PROVECHO!!!

Comentarios de lectores
2017-03-08T17:33:50+00:00

About the Author:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.