Compartelo con tus amigos!!!!

Patatas con arroz

Las patatas con arroz son el recuerdo que siempre tendré de la cocina de mi madre. En estas fechas que hace un frío que pela son una de las cosas mas ricas, sanas y energéticas que podemos probar.

La cocina popular es increíble, con elementos muy básicos hace cosas que nos marcan recuerdos para toda la vida. Hoy en día cuando a mi hijo le quiero dar gusto y le pregunto qué quiere comer, suele saltas con “las patatas con arroz de la abuela Pilar”. En la Cuaresma, mi madre que solía respetar el ayuno y la abstinencia preceptivos, nos regalaba con este tipo de comida, que lejos de ser penitencia y sacrificio, eran alegría para todos los sentidos. Las patatas con arroz y bacalao, con huevos escalfados, los potajes, los guisos eran si cabe más ricos que los filetes a la plancha.

A más a más, la preparación era fácil y rápida en el caso de las patatas con arroz. Las patatas con arroz, lo mismo valían para una comida que para una cena. Si las ponías pescado eran más ligeras, y si las echabas unas salchichas frescas, un par de huevos escalfados o un buen chorizo para guisar, las patatas con arroz eran contundentes y suficientes para alegrar tu cuerpo los días de frío siberiano. Ayer las preparé como homenaje a los guisos de mi madre y para combatir la ola de frío que llevamos padeciendo estos días.

Ingredientes

Para preparar nuestras patatas con arroz, necesitaremos cosas muy básicas que siempre hay en la cocina, esa es una de las ventajas de este guiso.

  • Un kilo de patatas para cuatro personas.
  • Un vaso de arroz, valen los de grano corto o los de largo. La diferencia que unos cogerán más agua y otros menos. Al gusto del cocinero si quiere un guiso contundente o algo más liguero con la textura de una sopa (La vieja nos lo hacía también cuando estábamos “pachuchos”).
  • Un par de dientes de ajo.
  • Un par de hojas de laurel.
  • Una cuchara de postre de pimentón dulce. Por favor, ¡¡¡QUE SEA BUENO!!!. El único secreto de las patatas con arroz es que el pimentón sea bueno. Si echáis cualquier cosa de frasco…, tendréis cualquier cosa. Si el pimentón es bueno, será lo que de vida a este guiso de patatas con arroz.
  • Un huevo por comensal…, o dos.
  • Tres cucharadas soperas de aceite de oliva. A ver, a mí me gusta con poco aceite y se han acostumbrado en casa. No es que el aceite sea malo por supuesto, pero con menos también se cocina y salen las cosas más ligueras.
  • Evidentemente, sal al gusto. Ojo, la sal es un potenciador del sabor. Se supone que debemos reducir por salud el consumo de sal en ciertos casos, pero un guiso soso y poco sabroso es como un día de playa sin sol. Está bien, pero no es lo mismo.
  • Agua.

Patatas con arroz

Preparación

La clave es coordinar los diferentes tiempos de cocción de las patatas y el arroz. No tiene más secreto. En esta diferencia jugarán el tamaño de los trozos de patata, el tipo de patata y el arroz. NO HAY UNA REGLA FIJA, solamente vuestra experiencia y vuestra mano puede hacer un cálculo correcto. A menos tamaño de los trozos de patata menos tiempo de cocción evidentemente.

  1. Pelamos y cortamos en dados las patatas. A vuestro gusto los dados. Tener en cuenta lo que os he contado de los tiempos de cocción. Ojo, ya sabéis que las patatas para guisos se cortan, pero no del todo, el final de corte hay que hacerlo “cascándolas”, para que luego suelten espesor en la olla.
  2. En una olla ponemos el aceite, y doramos los dientes de ajo enteros que previamente habremos “chafado” con la mano. En este caso, ni los pelo ni los pico.
  3. Añadimos las patatas, las salamos y las dejamos un tres minutos dorando en el aceite.
  4. Ponemos la cucharada de pimentón con el fuego bajito para que se cocine, poniendo mucho cuidado en que no se queme. Lo removemos con cuidado y con una cuchara de madera para que se reparta bien e impregne las patatas.
  5. Incorporamos las hojas de laurel.
  6. Cubrimos con agua, por lo menos un par de dedos por encima de las patatas, y dejamos que empiece a hervir a fuego medio.
  7. Tras cinco minutos o un poco más de cocción, añadimos el arroz y dejamos que he vaya cocinando. Removeos de vez en cuando la olla, agitandola cogida de las asas; procurar evitar el remover con la cuchara.
  8. Calcularle diez o quince minutos más a fuego medio.
  9. Si vamos a hacerlo con huevos el guiso de patatas con arroz, cuando falten tres o cuatro minutos, echáis directamente los huevos. Es decir vamos a escalfar los huevos ayudándonos del líquido de nuestro guiso. Con tres minutos suele ser bastante. El punto se lo dais vosotros, si os gustan muy cuajados, un poco más de tiempo.
  10. Finalmente deciros que el punto de líquido se lo dais a vuestro gusto. A mi hijo le gusta este quiso como un engrudo, a mi me gusta más ensopado; es fácil, más o menos agua.
  11. Rectificáis de sal y a disfrutar.

¡¡¡Buen provecho!!!, disfrutar de nuestra receta de guiso de patatas con arroz.

Comentarios de lectores