Pechuga de pollo con reduccion de Pedro Ximenez

Compartelo con tus amigos!!!!

Pechuga de pollo con reduccion de Pedro Ximenez

Ante el éxito en casa del chuletón Rossini, mi hijo me sugirió que le preparase su filete de pechuga de pollo de la misma manera Pechuga de pollo con reducción de Pedro Ximenez o pechuga de pollo Rossinni, seguro que tenía que estar rica. Y doy fe que estaba… Increíblemente buena. De hecho es una receta económica que alegra a nuestra digna pechuga de pollo dándola alegría y elegancia

Hace tiempo publiqué la receta de un filetto rossinni, en Román Paladino un solomillo con foie. La realidad es que con la crisis el solomillo queda fuera de rango de mucha gente (De casi todos) y he rediseñado la receta sobre la base de una digna y hermosa pechuga de pollo que al fin y al cabo es tan digna como cualquier solomillo (Ya, ya, ya sé que no es lo mismo, pero el que no se consuela es porque no quiere).

Además el pollo tiene casi las mismas proteínas y de igual calidad que la carne de vacuno y bajo en colesterol y grasas, si prescindimos de la piel.

El foie, lo podemos comprar desde el mas caro en bloque hasta las porciones de diversas calidades que encontramos en abundancia en supermercados. Lo he probado hacer con paté comercial de cerdo, y evidentemente no es igual pero está también bueno.

Así que animaros a probar la versión “anti crisis” del filetto Rossinni

Ingredientes

Para preparar Pechuga de pollo con reduccion de Pedro Ximenez necesitaremos:

  • Una pechuga de pollo por comensal.
  • Una porción de foie gras o de paté, lo que os dé el bolsillo.
  • Aceite o mantequilla, para engrasar la parrilla o la sartén.
  • Una reducción de Pedro Ximenez, para lo cuan necesitaremos medio litro de vino Pedro Ximenez y una cucharada sopera de azúcar.
  • Para la guarnición un poco de compota de manzana, o unas patatas cocidas o fritas, o un poco de verdura como brócoli o unas judías verdes francesas.

Pechuga de pollo con reduccion de Pedro Ximenez

Preparación.

La salsa de reducción de Pedro Ximenez:

Ponemos en vino en un cazo junto con el azúcar y lo llevamos a hervir

En este momento reducimos el fuego y aproximadamente  en tres cuartos de hora a fuego lento, cuando haya espesado el vino, tenemos a nuestra disposición una estupenda salsa para carnes.

El pollo a la parrilla.

Disponemos una sartén, una plancha o una parrilla a fuego vivo con un poco de aceite o de mantequilla para que el pollo no se peque al asarlo.

Abrimos con un cuchillo las pechugas de pollo para que estas no sean excesivamente gruesas. Es decir, las damos un corte longitudinal en uno de los costados para separar en dos mitades sin llegar a cortarlas.

Las ponemos en la plancha y las dejamos hacer por un lado; cuando estén doradas las damos la vuelta y salpimentamos. A mi me gusta en este momento poner una nuez pequeñita de mantequilla que se derrita encima para dar al pollo un poco de “alegría”.

Emplatamos el pollo y ponemos encima una loncha de foie que previamente habremos salteado unos instantes en la misma plancha del pollo o en otra aparte.

Disponemos la guarnición que hayamos preferido y servimos.

 ¡¡¡BUEN PROVECHO!!!

Comentarios de lectores
2017-03-08T17:33:49+00:00

About the autor:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.