Provola con verduras y setas

Compartelo con tus amigos!!!!

Provola con verduras y setas

En el mismo plan que todas las demás recetas, la provola con verduras y setas, es un mix de cosas que ya hemos hecho.

Si fuese cocinero de la guía Michelin, diría que es una deconstrucción – constructiva. Con los restos de otros días hacemos algo delicioso para un domingo viendo el futbol o entrante de una comida de fin de semana. Ideal para cualquier día que no sabes que hacer y tiene un par de cosas en la nevera que no sabes qué hacer con ellas

 Ideal para impresionar a visitantes en muy poco tiempo. Eso si hay que tener cosas de antes, los clásicos restos de otros días.

El queso próvola o provolone, es un queso italiano del sur. Sin embargo, la región de producción másimportante de próvola es actualmente el norte de Italia (Piamonte, Lombardía y Véneto). El término «Provolone» (‘Provola grande’) apareció a finales del siglo XIX cuando empezó a ser producido en las regiones del norte de Italia y el queso adoptó su actual tamaño grande. La denominación de origen protegida a nivel europeo es Provolone Valpadana.

El queso Provola lo venden envasado al vacío, así que la podéis tener en la nevera durante tiempo que no se estropeará. A ver …, más de un año ¡¡¡ES DEMASIADO TIEMPO!!!. Ya me entendéis.

Ingredientes

Para preparar provola con verduras y setas necesitaremos:

  • Setas salteadas al ajillo.
  • Pisto manchego.
  • Tomate natural cortado en rodajas.
  • Aceite.
  • Orégano.
  • Una buena loncha de queso Próvola.

Provoleta

Preparación

  1. En una cazuela de barra del tamaño que os venga bien, ponéis un poco de pisto, las setas salteadas y el tomate natural cortado en rodajas. Una capa como de dos o  tres   centímetros. El las proporciones que os guste. Ojo no lo mezcléis, ponerlo a tercios como si fuese una tarta.  Le pegan de miedo, pimientos, setas sii take, champiñón, pimiento verde o rojo… dejar que vuele vuestra imaginación.
  2. Ponéis encima el queso de próvola, que cubra la mayor parte de la cazuela para que al derretirse se reparta.
  3. Precalentáis el horno a 150º y lo metéis cinco o seis  minutos, no es necesario mas, que se funda el queso bien. Cuando el queso esté fundido encendéis la parte superior del horno y subís la temperatura a 220º para que se churrasque un poco el queso.
  4.  ¡¡¡¡SOLO UN POCO POR EL AMOR DE DIOS!!!. No hace falta que lo queméis, que tome color dorado. Esto tarda menos de un minuto así que no os alejéis mucho del horno.
  5.  Lo sacáis, y echáis una gotas de aceite por encima y orégano seco a vuestro gusto. Y a la mesa que esto calentito es como está rico.

¡¡¡BUEN PROVECHO!!!. Disfrutar de la provola con verduras y setas.

Comentarios de lectores
2017-03-08T17:33:44+00:00

About the Author:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.