Tagliettone con mejillones alla rabiatta

Compartelo con tus amigos!!!!

Tagliettone con mejillones alla rabiatta

Pues vamos a hacer hoy una cosita muy buena y muy rica como son los tagliettone con mejillones alla rabiatta. ¿Y que son los Tagliettone?, pues es bien fácil, los Tagliettone son unos tallarines con esteroides. Quiero decir, que son como tres veces más anchos que los tallarines normales, aunque por supuesto solo llevan trigo, sal y el agua necesaria para su amasado. Realmente lo que lleva la pasta es sémola de trigo.

La sémola es la harina gruesa (poco molida) que procede del trigo. La sémola se obtiene moliendo el endospermo (albumen farináceo) del trigo duro. La semolina durum, la cual presenta el color amarillo natural del grano , se obtiene del trigo duro (Triticum durum).

De los mejillones que voy a decir. Los mejillones son unos moluscos de precio contenido, extraordinario sabor y de sorprendentes resultados en cualquiera preparación que se les considere. Simplemente al vapor son extraordinarios.

Ingredientes

Para preparar nuestro Tagliettone con mejillones alla rabiatta vamos a necesitar estas cosas:
  • Medio kilo de Tagliettone para cuatro personas.
  • Un kilo de mejillones gallegos medianos. Pequeños queda feo y grandes hay que trincharlos.
  • Doscientos gramos de gambas peladas congeladas.
  • La guindilla roja seca que seas capaz de soportar; yo no pondría más allá de media. La podéis sustituir por cayena. Lo mismo digo, lo que queráis de picante. Ojo si hay niños, entonces poner una punta. Realmente con que tenga ese regusto del picante vale. A mi reconozco que me gusta que tenga más allá de regusto, quiero decir, me gusta que sepa a picante.
  • Cuatro chalotas o una cebolla pequeña.
  • Aceite, tres cucharadas soperas para saltear y un buen chorreón para cocer los Tagliettone.
  • Una cucharada de harina o de maicena.
  • Un vaso de vino blanco.
  • Unas rodajas de limón.
  • Un par de hojas de laurel.
  • Perejil fresco o seco bien picado para decorar.
  • Sal gorda.
  • Sal fina.

Tagliettone con mejillones alla rabiatta

Preparación.

  1. En una olla con tapa ponemos los mejillones que habremos limpiado bien de barbas y otras suciedades, con un par de rodajas de limón, un vaso de vino blanco y un par de hojas de laurel.
  2. Le damos fuego y en cinco minutos los mejillones se habrán abierto.
  3. Retiramos los mejillones, les sacamos de sus valvas y reservamos. Las valvas a la basura.
  4. Lo que si vamos a guardar celosamente, es el caldo de la cocción de los mejillones, al que habremos retirado impurezas y demás guarrerías filtrándolo por un colador.
  5. En otra olla con abundante agua, disolvemos un par de cucharadas de sal gorda y la llevamos a ebullición. Le echamos un buen chorreón de aceite e inmediatamente ponemos la pasta a hervir.
  6. Con once o doce minutos tendremos la pasta al dente y lista para juntar con la salsa que vamos a hacer.
  7. Mientras se cuece la pasta, en una sartén mediana ponemos el aceite, la guindilla cortada en rodajas y la chalota finamente picada.
  8. Cuando la chalota, o la cebolla, estén bien pochadas, añadimos una cucharada sopera de harina o maicena. Removemos bien y lo dejamos hacer un minuto.
  9. Según el tiempo que dejemos la harina el roux saldrá más oscuro. No queremos que salga oscuro.
  10. Ponemos en el roux un par de vasos del caldo de cocer los mejillones y llevamos a hervir dándole vueltas para que ligue la salsa.
  11. Añadimos las gambas, ya descongeladas, y los mejillones.
  12. Una vez cocidas las gambas, lo cual no va a ser mas allá de dos o tres minutos, añadimos caldo para que la salsa resultante sea bastante liquida. No tiene que ser densa.
  13. Rectificamos de sal y ponemos el perejil.
  14. Hecha la pasta, hecha la salsa, lo mezclamos en una fuente, espolvoreamos un poco mas de perejil para decorar y a servir con vino blanco.

Buen provecho y disfrutar de los Tagliettone con mejillones alla rabiatta

Comentarios de lectores
2017-03-08T17:33:32+00:00

About the autor:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.